Lenguaje Corporal y Ventas

Oscar Picas

Cómo Influyen Las Gafas De Sol Son Nuestra Imagen – Lenguaje Corporal

¿Cómo influyen las gafas de sol con mi imagen?

El uso de las gafas de sol es muy habitual en los países soleados. Sobre todo cuando hace buen tiempo acostumbramos a darles mucho uso. Aun así sabiendo que son muy cómodas y útiles es importante saber unas cuantas cosas.

¿La apariencia vende?

Por supuesto, la presencia delante de un cliente es muy importante. Si bien es cierto que las gafas de sol son un accesorio que habla mucho de tu estilo, debes saber usarlas. Tener en cuenta que transmiten los gestos que haces con ellas. Para estas explicaciones no importa que estilo de gafas uses, lo importante es qué uso le das a cualquier tipo de gafas de sol.

¿Puedo usar gafas de sol en un contexto profesional?

Aquí te diré que depende, igual que en muchas ocasiones se debe valorar diferentes situaciones. Si por ejemplo eres un modelo y haces fotos de exterior claro que puedes usarlas. No tiene nada malo darle un uso cuando se trata de fotografía y vídeo para promocionar algún producto. Tal y como te decía antes, la apariencia vende.

¿Puedo usar gafas de sol para hablar con clientes y hacer presentaciones?

Yo no te lo recomiendo. Las gafas de sol son para la calle, para exteriores donde te moleste la luz del Sol. Además de lo obvio que te acabo de mencionar, vale la pena detallarlo un poco más a pesar de que parezca innecesario.

Las gafas de sol o aquellas que se tintan col la claridad, no son aceptables en el contexto profesional. ¿Pero porque no son aceptables si son muy cómodas y quedan muy bien? Sencillamente es obvio que llevar unas gafas que no permitan que la gente te vea los ojos, levanta sospechas en entornos sociales. Cuando quieras transmitir que tienes una visión clara y precisa de las cosas, tienes que usar unas gafas con cristales transparentes. Mejor resérvate las gafas oscuras para el exterior.

¿Y qué imagen tiene la gente de las personas con gafas de sol?

Pues esta pregunta tiene dos respuestas totalmente opuestas.

  • La primera hace referencia a las personas que llevan gafas de sol en las reuniones. Esta gente ya de entrada se la considera como una persona sospechosa. Aunque también se le pueden atribuir los adjetivos de que es inseguro e incluso receloso.
  • Por otro lado, las personas que las llevan en la cabeza están consideradas como relajadas, juveniles y modernas.

Esto sucede porque la persona portadora de este accesorio, logra aparentar el aspecto de tener dos enormes ojos en la parte superior de la cabeza. Además estos ojos simulan tener las pupilas dilatadas, apariencia que imita el efecto no amenazante que los bebés y los muñecos de peluche con grandes pupilas nos transmiten.

próximo puesto

Atrás puesto

© 2017 Lenguaje Corporal y Ventas

Política de Cookies

Aviso Legal

Política de Privacidad